sábado, 16 de junio de 2018

El beso

Magnífico el momento en que todo se vuelve caos. Las bocas estallan arrojando dardos envenenados de sinrazón, de ira caprichosa, egoístas e intolerantes. Los ojos miran con recelo y desapruebo, algunos otros con lujuria, mientras en otro extremo un cuerpo rompe sus límites. Existe un ruido monstruoso inundando el lugar, corrientes de aire sacuden tus entrañas cual huracán en las costas de un mar de moralidades absurdas. El cielo arrasa los caminos con su llanto, parece que Dios también ha enfurecido. No entiendes porqué el alboroto pero, ¿para qué explicarles? sus oídos no comprenden lo que tus latidos hablan. 
     Magnífico el momento en que todo se vuelve caos. Puedes sentir como todo cae en ruinas pero algo dentro de ti se levanta con vigor. No puedes ir a la guerra esperando encontrar silencio. Todo es escándalo que se clava en la memoria. No puedes ir a la guerra esperando encontrar silencio pero sí paz. Punto final de la travesía. Casi nunca se logra y de hecho, las cosas suelen empeorar.  Serás condenado y habrá cambios irreversibles.
     Magnífico el momento en que todo se vuelve caos.  Las bocas -sus bocas- estallan arrojando dardos de pasión, de complicidad caprichosa, altruistas y transigentes. Los ojos miran con ardor y sensualidad, mientras en otro extremos un cuerpo se funde. Existe un ruido quedo adornando el lugar, corrientes de aire sacuden tus entrañas cual huracán en las costas de un mar de moralidades absurdas. El cielo ruge, parece que el demonio trama algo. No entiendes porqué el alboroto pero, sin pensarlo, alcanzas a murmurar:
     Bienvenidos a la revolución. Ahora saben lo que significa un beso. 

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Te convertirás en Van Gogh

Arráncate la oreja.  Mejor las dos.  Revienta tus tímpanos.  Deja que sanen de a poco  con la suavidad de sus palabras.  Sólo de...